top of page

Diferencias entre eficacia y eficiencia

Diariamente utilizamos palabras para expresar ideas, pensamientos e inquietudes. Sin embargo, en algunas ocasiones no somos conscientes de si las aplicamos de forma correcta.

Por ejemplo, cuando hacemos uso de la palabra “lengua”, acorde al contexto, puede hacer referencia al órgano que se encuentra en nuestra boca o al conjunto de signos lingüísticos (idioma).


Así mismo sucede con los conceptos de eficiencia y eficacia. Ambos términos simulan a simple vista significar lo mismo, no obstante sus respectivas definiciones son diferentes.

¿Y por qué es necesario diferenciarlos?


Porque tanto la eficacia como la eficiencia son conceptos aplicados y muy utilizados en las organizaciones para potenciar su rendimiento, resultados y lograr llevar a cabo metodologías ágiles en sus procesos internos.


Dicho esto, empecemos a diferenciar de forma más detenida a la eficacia y eficiencia.


¿Qué es la eficacia?

La eficacia es la capacidad de conseguir el efecto deseado, es decir, lograr el objetivo propuesto. Se caracteriza por hacer foco en medir los resultados esperados en comparación a los resultados obtenidos, prioriza lo logrado y no el cómo se logró.


No hace hincapié en los medios que intervinieron para alcanzar el fin último, solo se limita al resultado. Por ejemplo, cuando una empresa establece un objetivo de 20 ventas para fin de mes a sus empleados, si lo logran serán 100% eficaces.



¿Qué es la eficiencia?

A diferencia de la eficacia, la eficiencia sí hace foco en utilizar adecuadamente los medios y recursos que posee para lograr el objetivo. Es decir, es la capacidad de alcanzar un fin deseado ejecutando solo las acciones necesarias.


Por lo tanto, significa alcanzar las metas propuestas al menor gasto de recursos posibles. Se focaliza en analizar y optimizar los medios disponibles para minimizar los costos y maximizar las ganancias de las empresas.

Aclarados ambos conceptos, ahora sí entendamos qué beneficios pueden brindar a las organizaciones…


¿Por qué la eficacia y eficiencia deben complementarse?

En relación a lo anterior, podemos determinar que la diferencia entre eficacia y eficiencia radica en que el primero se centra en el fin deseado y el segundo en los recursos/medios para lograrlo.


Entonces, ¿por qué creen que pueden complementarse?

Si bien una empresa u organización pueden ser eficaces sin necesidad de ser eficientes y, a su vez, ser eficientes sin ser eficaces, la verdad es que ambos conceptos no se contraponen y potencian los resultados empresariales.


Por ello, hacer foco en los recursos para minimizar costos y, al mismo tiempo, intentar ser eficaces para lograr el objetivo es una gran forma de maximizar el rendimientos de los procesos en las organizaciones.


Por último, para concluir este camino sobre eficacia y eficiencia…



¿Cómo podemos mejorar la eficiencia y eficacia en una empresa?

Para lograr que los equipos de trabajo alcancen los objetivos con los recursos necesarios en los tiempos establecidos, a continuación te acercamos 5 consejos para mejorar la eficiencia y eficacia en tu organización:


1. Realiza un análisis previo

Para establecer un punto de partida claro y preciso, realizar un análisis previo es una gran opción. A partir de este estudio, podrás determinar cómo vas a lograrlo, con qué recursos, en cuánto tiempo, etc.


2. Elimina las reuniones innecesarias

Perder el tiempo equivale a perder dinero, ¿por qué realizar reuniones que pueden evitarse con un simple correo electrónico? En ciertas ocasiones priorizamos la “reunión” antes que la productividad y deberíamos hacer lo opuesto para potenciar la eficiencia y eficacia.


3. Utiliza la tecnología a tu favor

La tecnología avanza a pasos agigantados, por ello es importante volverla un aliado para obtener el mayor provecho de los recursos digitales. Al combinar el capital humano junto con los medios tecnológicos se podrá maximizar el rendimiento del equipo de trabajo.


4. Implementa metodologías ágiles

Utilizar metodologías ágiles para implementar métodos y herramientas de trabajo innovadoras potenciará el rendimiento, e incluso, la productividad de tu empresa, emprendimiento u organización. Así, lograrás conseguir una mayor eficiencia y eficacia.


5. Fomenta la colaboración

Un equipo colaborativo, que se ayuda entre sí podrá llegar mucho más lejos, ser más eficaz y eficiente que aquel que no lo sea. Siempre “muchas cabezas” piensan más que una, por ello fomentar la colaboración entre las diferentes áreas aumentará el rendimiento de la organización.


Listo, hasta aquí hemos llegado.

¿Cuál será tu primer paso para potenciar la eficacia y eficiencia de tu empresa?

12 visualizaciones0 comentarios

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page